MEMO: Why 2020 is the First Climate Election

TO:         Interested Parties      
FROM:  John Podesta and Lori Lodes, Climate Power 2020
DATE:   November 3, 2020
RE:         Why 2020 is the First Climate Election


Today, all across the country, voters will turn out to the polls and decide the future of our country. There is no doubt: Climate is on the ballot.

Vice President Joe Biden put forward the “most aggressive” climate plan in history and made bold climate action a key pillar of his stump speech on the campaign trail — even making it a central part of his closing argument to voters. Pro-climate candidates up and down the ballot, in red, purple, and blue states, did the same. In the closing days of the campaign, climate was featured on front pages of newspapers across the country and Trump focused his closing argument on attacking Biden’s climate plan. Even with Trump’s constant lies, a growing majority of voters are demanding the government do more about climate change, with 65 percent agreeing that comprehensive climate legislation should be a priority for the next Congress and the president.

The politics of climate have changed. Pro-climate action candidates ran on — and will win on — their support for bold climate action.

Voters are demanding bold, immediate climate action and there will be a mandate for the Biden administration and Congress to take action on day one. In the final Economist/YouGov poll of the cycle in late-October, climate change was the number three issue among all voters and the number two issue for Democrats and young voters age 18-29. Morning Consult/Politico found in their October poll that 69 percent of registered voters support transitioning from fossil fuels to renewables. And, according to the New York Times/Siena College poll in October, 66 percent of voters support Biden’s $2 trillion climate plan, compared to only 26 percent that oppose it.

Here are five reasons why we know this election is a turning point for the politics of climate and why climate is on the ballot:

1. Biden campaigned on and will win on bold climate action. Vice President Joe Biden and Senator Kamala Harris campaigned aggressively on their plan for bold climate action, arguing that the climate crisis is one of the four historic crises facing our nation, and even making climate and environmental justice a central part of their closing argument in the final days of the election.

  • The Biden campaign ran 8 climate ads; 3 exclusively on climate: The Biden campaign ran 8 ads highlighting climate action, including an ad featuring cherry farmers in deep red upstate Michigan and two ads in the final week focused exclusively on climate.
  • Closing argument centered on climate change: During the final days of the campaign, Biden and Harris made climate and environmental justice central to their closing argument, including on the campaign trail in Pennsylvania, North Carolina, Michigan, Wisconsin, and Florida. Trump and his team also spent the final 10 days of the campaign crisscrossing around the country lying to voters and attacking Biden’s clean energy plan. Trump even signed an executive order to “protect Pennsylvania fracking” just days before the election and attacked Lady Gaga for being an “anti-fracking activist.”
  • The most aggressive climate plan ever: Vice President Biden was widely credited for “pushing by far the most aggressive plan to address climate change in U.S. presidential history.”
  • Strongest climate speech in a presidential election: In one of this year’s most notable moments for climate, Vice President Biden delivered one of the “best climate speeches ever” responding to this year’s record-breaking wildfires, proclaiming, If you give a climate arsonist four more years in the White House, why would anyone be surprised if we have more America blaze? If we give a climate denier four more years in the White House, why would anyone be surprised when more of America is underwater?”
  • Dozens of national and state news endorsements on climate: More than 50 national and state endorsements to date from major national and state editorial boards show climate change has emerged this year as an often cited reason media outlets opted to endorse in the 2020 presidential election. 

2. Climate was a defining issue of the presidential election. There was no issue with a stark of a contrast between the two parties as climate change. 

  • Climate starred at the Democratic Convention: This year’s Democratic Convention broke a record with more than 30 minutes spent talking about how best to address climate change and the urgent need for action. There was only one mention at the Republican convention, despite a catastrophic hurricane making its way toward Texas and Louisiana at the same time.
  • Climate made history at the debates: Chris Wallace of Fox News broke a 20-year streak of moderators failing to ask presidential candidates about climate change. For the final debate, and for the first time in history, climate was an announced topic at a presidential debate. The presidential and vice-presidential debates featured a historic 32 minutes on climate, showcasing two different visions: an equitable, clean energy future or one of climate denial and more bailouts for oil and gas.
  • Trump is gambling on a losing anti-climate strategy: A major component of Trump’s argument on the stump was lying about Joe Biden’s clean energy plans — lying and attacking Biden’s plan 965 times in 2020. As much as Trump’s closing argument focused on anything in the final days of his campaign, it was on one message, as he tweeted late on Nov 2: “Biden has vowed to ABOLISH the American oil and natural gas industries, and BAN fracking.” As Climate Power and PPP’s Pennsylvania poll from Oct 29 found 55% said the next president should prioritize climate change and transitioning to clean energy policy has an 11-point advantage in the commonwealth.
  • COVID-19 exposed Trump’s extreme science denial: The devastation of the global pandemic and the administration’s failed response exposed Trump’s science denial and elevated the similarities with his denial on climate change. Listening to scientists became a key campaign issue as Trump bashed Dr. Fauci and Vice President Biden urged the public that he would listen to the scientists and experts.
  • 2020’s biggest climate moment elevated Trump’s denial to the front pages: As fires ravaged the West, President Trump refused to even acknowledge the devastation. After weeks of staying silent, Trump was forced to travel to California to meet with state officials about the fires. While Biden delivered his strongest climate speech ever that day, Trump doubled down on his science denial, saying “the science doesn’t know.” His denial with the backdrop of the state’s orange skies and in contrast with Biden’s speech made front-page news across the country.

3. Climate played an outsized role in elections up and down the ballot. Climate change dominated the airwaves and state-wide debates in some of the most competitive elections this year.

  • Tens of millions spent on climate, conservation, and energy ads: From the presidential campaign to other federal races and state campaigns, voters saw positive climate and clean energy ads in Alaska, Colorado, Michigan, Minnesota, Montana, New Mexico, and more..
  • Senate debates focused on climate: Senate candidates in Colorado, Georgia, and Arizona had robust climate and clean energy conversations during their state debates.
  • Climate was a defining issue in key House races: U.S. House campaigns in states like Texas, Arizona, and California centered on climate action, with the candidates, media, and money focusing on a choice between one candidate running on climate, clean energy, and conservation and another with no plan to address the most pressing issue of our time, the climate crisis.

4. Voters are demanding bold, immediate climate action. This will be the first presidential election where climate voters play a decisive role in who heads to the White House. Climate was a top priority for key voting blocs sending a strong message that campaigning on bold climate action is good politics.

  • Voters want climate action: Poll after poll shows voters are ready for leaders to take on the climate crisis and to invest in a clean energy future and the outcome of the election will prove that.
  • Climate motivates youth, Latino, and suburban women: Climate is a critical motivator for key voting blocs including youth, Latino voters, and suburban women. A Climate Power 2020 poll showed that 77 percent of Latino voters support bold action on climate change, along with 76 percent of youth voters. When it comes to center-right white women, there is a 35 percent gain for Democrats when the choice is framed on climate change. And overall, 71 percent of voters favor bold climate action.
  • Voters reject Trump’s toxic record and his climate attacks failed: Donald Trump was particularly vulnerable on the environment and climate action, and his corrupt record on climate change and the environment are a liability. Sixty-two percent of Republican-leaning persuadable voters overwhelmingly disapprove of the job Trump is doing on climate.

5. Climate politics played a key role in 2020: This year, climate played a key role in the elections — climate groups raised millions of dollars for Vice President Biden, and the movement united against Donald Trump’s toxic record and in support of Biden’s bold vision for an equitable clean energy future.

  • Millions invested for pro-climate action candidates: LCV Victory Fund and other affiliated entities ran more than 100 TV ads and 25 million pieces of mail in the presidential, senate, and House races — spending more than $115 million. Environmental Defense Fund Action Fund spent $19 million in the 2020 election cycle.
  • Climate groups reached millions of voters: Climate groups reached millions of voters through phone calls, texts, mail, letters, and more. The Sierra Club engaged more than 35,000 volunteers to send 1.27 million handwritten letters, make more than 5 million phone calls, and sent 19 million texts. The Sunrise Movement contacted more than 1.95 million voters and scheduled nearly 14,000 volunteer shifts. LCV Victory Fund reached millions of voters through more than 10 million phone calls, 100,000 texts, and 25 million pieces of mail.

PARA:      Partes interesadas
DE:           John Podesta y Lori Lodes, Climate Power 2020
FECHA:  3 de noviembre de 2020
RE:           Por qué 2020 es la primera elección climática

Hoy, en todo el país, los votantes acudirán a las urnas y decidirán el futuro de nuestro país. No hay duda: el clima está en la boleta electoral.

El vicepresidente Joe Biden presentó el plan climático “más agresivo” de la historia e hizo de la acción climática audaz un pilar clave de su discurso en la campaña electoral, incluso convirtiéndolo en una parte central de su argumento final a los votantes. Los candidatos a favor del clima a lo largo de la boleta electoral, en estados rojos, morados y azules, hicieron lo mismo. En los últimos días de la campaña, el clima apareció en las portadas de los periódicos de todo el país y Trump centró su argumento final en atacar el plan climático de Biden. Incluso con las constantes mentiras de Trump, una creciente mayoría de votantes exigió que el gobierno hiciera más sobre el cambio climático, y el 65 por ciento estuvo de acuerdo en que la legislación climática integral debería ser una prioridad para el próximo Congreso y presidente.

La política del clima ha cambiado. Los candidatos a favor de la acción climática apoyaron -y ganarán en base a- su apoyo para una acción climática audaz.

Los votantes exigen una acción climática audaz e inmediata y habrá un mandato para que la administración de Biden y el Congreso tomen medidas desde el primer día. En la última encuesta de Economist / YouGov del ciclo a fines de octubre, el cambio climático fue el tema número tres entre todos los votantes y el tema número dos para los demócratas y los votantes jóvenes de 18 a 29 años. Morning Consult / Politico encontró en su encuesta de octubre que el 69 por ciento de los votantes registrados apoyan la transición de los combustibles fósiles a las renovables. Y, según la encuesta del New York Times / Siena College en octubre, el 66 por ciento de los votantes apoya el plan climático de $2 billones de Biden, en comparación con sólo el 26 por ciento que se opone.

Aquí hay cinco razones por las que sabemos que esta elección es un punto de inflexión para la política climática y por qué el clima está en la boleta electoral:

1. Biden siguió haciendo campaña y ganará en una acción climática audaz. El vicepresidente Joe Biden y la senadora Kamala Harris hicieron una campaña agresiva sobre su plan de acción climática audaz, argumentando que la crisis climática es una de las cuatro crisis históricas que enfrenta nuestra nación, e incluso haciendo de la justicia climática y ambiental una parte central de su argumento final en el últimos días de la elección.

  • La campaña de Biden publicó 8 anuncios climáticos; 3 exclusivamente sobre el clima: la campaña de Biden publicó 8 anuncios que destacaban la acción climática, incluido un anuncio con productores de cerezas en el norte del estado de Michigan y dos anuncios en la última semana centrados exclusivamente en el clima.
  • Argumento final centrado en el cambio climático: durante los últimos días de la campaña, Biden y Harris hicieron de la justicia ambiental y climática un aspecto central de su argumento final, incluso en la campaña electoral en Pensilvania, Carolina del Norte, Michigan, Wisconsin y Florida. Trump y su equipo también pasaron los últimos 10 días de la campaña recorriendo todo el país mintiendo a los votantes y atacando el plan de energía limpia de Biden. Trump incluso firmó una orden ejecutiva para “proteger el fracking de Pensilvania” pocos días antes de las elecciones y atacó a Lady Gaga por ser una “activista anti-fracking“.
  • El plan climático más agresivo de la historia: el vicepresidente Biden fue ampliamente reconocido por “impulsar el plan más agresivo para abordar el cambio climático en la historia presidencial de Estados Unidos”.
  • El discurso climático más fuerte en una elección presidencial: en uno de los momentos climáticos más notables de este año, el vicepresidente Biden pronunció uno de los “mejores discursos climáticos de la historia” en respuesta a los incendios forestales récord de este año, proclamando: Cuatro años más en la Casa Blanca, ¿por qué alguien se sorprendería si tenemos más fuego en Estados Unidos? Si le damos a un negacionista del clima cuatro años más en la Casa Blanca, ¿por qué alguien se sorprendería cuando tengamos una mayor superficie de Estados Unidos bajo el agua?
  • Docenas de respaldos de medios de comunicación nacionales y estatales sobre el clima: más de 50 respaldos nacionales y estatales hasta la fecha de los principales consejos editoriales nacionales y estatales muestran que el cambio climático ha surgido este año como una razón frecuentemente citada, que impulsó a los medios de comunicación a respaldar a Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

2. El clima fue un tema determinante en las elecciones presidenciales. No existe un tema donde exista un contraste mayor entre ambos candidatos como cambio climático.

  • El clima protagonizó la Convención Demócrata: la Convención Demócrata de este año batió un récord con más de 30 minutos dedicados a hablar sobre la mejor manera de abordar el cambio climático y la necesidad urgente de acción. Sólo hubo una mención en la convención republicana, a pesar de que un huracán catastrófico se abría paso hacia Texas y Louisiana al mismo tiempo.
  • El clima hizo historia en los debates: Chris Wallace de Fox News rompió una racha de 20 años de moderadores que no preguntaron a los candidatos presidenciales sobre el cambio climático. Para el debate final, y por primera vez en la historia, el clima fue un tema anunciado en un debate presidencial. Los debates presidenciales y vicepresidenciales contaron con 32 minutos históricos sobre el clima, mostrando dos visiones diferentes: un futuro de energía limpia y equitativo versus uno de negación climática y más rescates para el petróleo y el gas.
  • Trump está apostando por una estrategia perdedora anticlimática: un componente importante en el que Trump centró su argumento y enfocó la mayor parte de su tiempo, fue en mentir sobre los planes de energía limpia de Joe Biden, mintiendo y atacando el plan de Biden 965 veces en 2020. Tanto como el argumento final de Trump se centró en cualquier cosa en los últimos días de su campaña, este mensaje estaba presente de todas formas, como lo muestra un tweet de última hora del 2 de noviembre: “Biden ha prometido ABOLIR las industrias estadounidenses de petróleo y gas natural, y PROHIBIR el fracking”. La encuesta de Climate Power y PPP en Pensilvania del 29 de octubre encontró que el 55% dijo que el próximo presidente debería priorizar el cambio climático y la transición a una política de energía limpia, con una ventaja de 11 puntos en el Commonwealth.
  • El mayor momento climático de 2020 llevó la negación de Trump a las primeras planas: mientras los incendios devastaban la costa oeste, el presidente Trump se negó siquiera a reconocer la destrucción. Después de semanas de guardar silencio, Trump se vio obligado a viajar a California para reunirse con funcionarios estatales sobre los incendios. Mientras Biden pronunció su discurso más fuerte más fuerte ese día, Trump redobló su negación científica, diciendo que “la ciencia no sabe”. Su negación con el telón de fondo de los cielos anaranjados del estado y en contraste con el discurso de Biden, fue noticia de primera plana en todo el país.

3. El clima jugó un papel enorme en las elecciones a lo largo del país. El cambio climático dominó las ondas de radio y los debates estatales en algunas de las elecciones más competitivas de este año.

  • Decenas de millones gastados en anuncios sobre el clima, la conservación y la energía: desde la campaña presidencial hasta otras carreras federales y campañas estatales, los votantes vieron anuncios positivos sobre el clima y la energía limpia en Alaska, Colorado, Michigan, Minnesota, Montana, Nuevo México y más.
  • Los debates del Senado se centraron en el clima: los candidatos al Senado en Colorado, Georgia y Arizona mantuvieron conversaciones sólidas sobre el clima y la energía limpia durante sus debates estatales.
  • El clima fue un tema determinante en las elecciones clave de la Cámara: las campañas de la Cámara de Representantes en estados como Texas, Arizona y California se centraron en la acción climática, con los candidatos, los medios y el dinero enfocándose en una elección entre un candidato que se postulaba en el clima, la energía limpia y conservación y otro sin un plan para abordar el problema más urgente de nuestro tiempo, la crisis climática.

4. Los votantes exigen una acción climática inmediata y audaz. Esta será la primera elección presidencial donde los votantes climáticos juegan un papel decisivo en quién se dirige a la Casa Blanca. El clima fue una de las principales prioridades para los bloques de votantes clave que enviaron un mensaje contundente de que hacer campaña sobre una acción climática audaz es una buena política.

  • Los votantes quieren acción climática: Encuesta tras encuesta muestra que los votantes están listos para que los líderes asuman la crisis climática e inviertan en un futuro de energía limpia y el resultado de las elecciones lo demostrará.
  • El clima motiva a las mujeres jóvenes, latinas y suburbanas: El clima es un motivador fundamental para los bloques de votantes clave, incluidos los jóvenes, los votantes latinos y las mujeres suburbanas. Una encuesta de Climate Power 2020 mostró que el 77 por ciento de los votantes latinos apoyan acciones audaces sobre el cambio climático, junto con el 76 por ciento de los votantes jóvenes. Cuando se trata de mujeres blancas de centro derecha, hay un 35 por ciento de ganancia para los demócratas cuando la elección se enmarca en el cambio climático. Y en general, el 71 por ciento de los votantes está a favor de una acción climática audaz.
  • Los votantes rechazan el historial tóxico de Trump y sus ataques climáticos fracasaron: Donald Trump fue particularmente vulnerable en el medio ambiente y la acción climática, y su historial corrupto sobre el cambio climático y el medio ambiente es un lastre. El sesenta y dos por ciento de los votantes persuadibles de tendencia republicana desaprueban abrumadoramente el trabajo que está haciendo Trump sobre el clima.

5. La política climática jugó un papel clave en 2020: este año, el clima jugó un papel clave en las elecciones: los grupos climáticos recaudaron millones de dólares para el vicepresidente Biden, y el movimiento se unió contra el historial tóxico de Donald Trump y en apoyo de la visión audaz de Biden para un futuro equitativo de energía limpia.

  • Millones invertidos para candidatos a favor de la acción climática: LCV Victory Fund y otras entidades afiliadas publicaron más de 100 anuncios de televisión y 25 millones de correos en las elecciones presidenciales, senadoras y de la Cámara de Representantes, gastando más de $115 millones. El Fondo de Acción del Fondo de Defensa Ambiental gastó $19 millones en el ciclo electoral de 2020.
  • Los grupos climáticos llegaron a millones de votantes: los grupos climáticos llegaron a millones de votantes a través de llamadas telefónicas, mensajes de texto, correo, cartas y más. Sierra Club involucró a más de 35,000 voluntarios para enviar 1.27 millones de cartas escritas a mano, hacer más de 5 millones de llamadas telefónicas y enviar 19 millones de mensajes de texto. El Movimiento Sunrise se puso en contacto con más de 1,95 millones de votantes y programó casi 14.000 turnos de voluntarios. LCV Victory Fund llegó a millones de votantes a través de más de 10 millones de llamadas telefónicas, 100,000 mensajes de texto y 25 millones de correos.

The jobs of the future are here NOW. This is our moment to act on climate change and build a clean energy economy that creates millions of good-paying jobs.

Continue to Site to Learn More